Por

Contenido del partner pagado

zazil abraham y su movimiento por el amor propio


I Woke Up Like This

i-D México y Aerie visitan a la activista mexicana justo antes de que empiece su día.

La fotógrafa Ana Hop la retrata en su cama mientras hablamos de su rutina por la mañana y de cómo lucha diariamente para cambiar los parámetros clásicos de belleza.

Zazil Abraham Torres, 28 años

Fundadora del Movimiento #BraveStrongWorthy por el Amor Propio. Modelo Aerie Real. 

Cuéntanos un sueño tuyo reciente…
Soñé que estaba sentada frente a mi closet y de las puertas comenzó a salir un ‘humo líquido’ negro. Yo jugaba con mis manos con él y poco a poco se levantaba por mi cuarto. Me puse de pie y me vi en el espejo de mi tocador, llevaba un body de manga larga negro con una falda ajustada en la cintura, de tul negro y muy amplia. Tenía pequeñas aplicaciones que parecían glitter y brillaban. Cuando vi mi cabello estaba gris oscuro, casi negro, con hilos grises y con ondas. Después de eso no recuerdo más.

¿Cómo duermes?
En camiseta o bralette, y calzones. Abrazando una almohada con una pierna sobre ella o en posición fetal.


Dime 3 cosas que nunca dejas de hacer por la mañana.
Pipí, revisar Instagram, y encender incienso. 

¿Dónde estuviste la última vez que no dormiste en tu cama?
En la casa de un amigo.

¿Qué canción sería perfecta para tus sueños?
Capsize feat Emily Warren de Frenship.

¿Qué es lo mejor de ser mujer en el 2017?
La consciencia de nuestro poder personal, las facilidades para conectar con otras mujeres y el nuevo sentido de solidaridad.

¿Qué es para ti la belleza?
La belleza humana es una mezcla de cualidades internas que denotan un trabajo constante en el desarrollo personal. Autenticidad, libertad, honestidad, templanza, felicidad, son las que más valoro. Finalmente, el bienestar se refleja en el exterior. Y bueno, la belleza es bastante subjetiva.

¿Recuerdas el primer momento en el que te sentiste bella?
Tenía unos 7 u 8 años y estaba en esta fiesta con 'luz y sonido' (no sé si así le decían en el resto del país), y bailaba con los ojos casi cerrados totalmente absorta en mí misma, como cualquier niña inocente. Luego de un rato me di cuenta que todas mis compañeras de la escuela por primera vez me observaban con admiración. Y no fue su validación lo que me hizo sentir bella en ese momento, fue que precisamente no me importó agradar o no, y también por primera vez pude verme con admiración y conocer a mi auténtico yo.

¿Cómo empezaste a modelar y a hablar de tu imagen?
De ninguna manera me considero 'modelo' de profesión. Puedo decir que hablo de 'mi imagen' desde que comencé a documentar mis procesos personales en redes sociales, tanto físicos como emocionales. Tomé la postura de activista el 6 de febrero de 2015, cuando inicié el movimiento #BraveStrongWorthy por el Amor Propio. 

¿Cómo fue el proceso para entender tu cuerpo y usar este entendimiento para ayudar a otros a comprenderse a sí mismos?
Creo que sucedió como cuando todos nos cansamos de estar cansados. En abril de 2012, llegó el punto de quiebre en el que ya estaba harta de odiarme, hacerme la víctima y excusarme sobre todo. Sabía que mi aspecto físico (y mi entorno) tenían que ponerse en orden. Comencé a comer mucho más saludable y a realizar actividad física constante. En un inicio todo se trataba de perder peso, de estar delgada. Y llegué a estarlo, pero por dentro poco había cambiado. Me seguía sintiendo inconforme con mi cuerpo y supe nada iba a cambiar si no atendía mi mente y mis emociones.

Comencé a ir a terapia de forma regular y sin darme cuenta ya estaba trabajando en un proceso de amor propio porque tenía que enfrentarme a mis 'demonios' y hacerme responsable de mí misma. Así pude ver que la auto imagen positiva solo se alcanza con una mezcla de hábitos saludables que funcionen por ti y desarrollo personal con base en el amor propio.

Las redes sociales fueron ese 'bonito accidente' que reveló el propósito de compartirme con quien quisiera recibirme. Mi proceso para ayudar es relativamente sencillo: documentarme + cuestionar + experimentar + trabajar en mí misma + ponerme como prioridad + cagarla + aprender + compartir.

 

El mensaje que das día a día es muy positivo, ayuda a otras personas a no juzgarse según parámetros clásicos y muy duros. ¿Cuáles son tus principales herramientas de comunicación?
Los calzones, básicamente. Los autorretratos en estados físicos 'vulnerables' (o sea, en calzones) tienen un background interesante. Estudié Diseño Gráfico y trabajé como fotógrafa independiente de moda y belleza por unos tres años. Sé cómo es pretender 'vender' una imagen de 'perfección' y con eso hacer sentir a las mujeres que hay algo mal con ellas y que necesitan cambiar o consumir para entonces aceptarse. Tenía que hacer más bellas a mujeres ya bellas. Llegó al punto en el que veía a las mujeres como ‘carne’ que había que corregir en post producción. Comprendo muy bien que la industria es como es. Precisamente por esa razón, dejé de hacer fotografía con esas reglas. Además, parte de mi propósito es lograr una mayor inclusión de cuerpos en medios masivos. Es por eso que las fotos que me hago en ropa interior son tan importantes para comunicarme: tu cuerpo está bien, tus ‘defectos’ están bien, tú estás bien.

¿Cómo crees que esté cambiando la sociedad mexicana en cuestión a estos temas?
La sociedad mexicana es muy difícil. El concepto de amor propio todavía tiene connotaciones muy 'cursis' e incluso se relaciona con personas pasivas o débiles, y no es secreto que México es en su mayoría, un país machista. El 88% de las personas que siguen mi contenido son mexicanas y he notado que son quienes más odio se tiran entre sí y a sí mismas. Recibo muchos mensajes privados de mujeres que viven en un estado de odio constante y que están atrapadas en relaciones tóxicas, pero externar y aceptar la realidad es un paso enorme en el empoderamiento personal. Aunque solo lo compartan conmigo, me hace saber que tienen el deseo de romper con eso y es cuando más me comprometo con la causa. Es necesario seguir dándoles voz y valor.

Por otra parte, me llena el corazón saber que cada vez más marcas y medios tradicionales y digitales toman esta postura de responsabilidad social siendo mucho más incluyentes y 'reales' con sus consumidores. El Movimiento #aerieREAL de Aerie fue de los primeros en dejar de retocar sus imágenes de campaña y a trabajar con más diversidad de modelos. Cuando llegó a México lo sentí como una especie de declaración que justamente ha marcado la pauta con otras marcas. Además, siento que este 'despertar colectivo' por comenzar a amarse a uno mismo incondicionalmente está sucediendo.

¿Quiénes son otras mujeres que admiras?
Mi mamá y mi hermana, profundamente. Admiro mucho a P!nk y siempre la he considerado mi modelo a seguir. La autora Laura Miller tiene un algo mágico y me siento muy identificada con ella y sus procesos personales.

Si quieres saber más de Aerie y su nueva propuesta de amor propio, síguelos en Facebook.